Jordan se encontraba en un orfanato, desnutrido y luchando por su vida cuando conoció a Jerry Windle

La historia de Jerry Windle se remonta a inicios de la década de los 90’s. El sueño de Jerry siempre había sido ser padre, sin embargo, era algo casi imposible de lograr para un hombre gay y soltero.

Jerry C. Windle (@JerryWindle3) | Twitter
  • odditynoise
  • Twitter

Un día, mientras Jerry se encontraba leyendo una revista, leyó una publicación donde un hombre soltero había logrado adoptar un niño en Camboya. Fue en una entrevista con el medio de Today.com que Jerry recordó el momento cuando leyó la noticia que renovaría sus esperanzas de convertirse en padre:

“En el artículo hablaba sobre la relación que este hombre tenía con su hijo y algo en mi cabeza hizo ‘click’. Además, en el mismo artículo aparecía un número de un servicio de adopción así que llamé y pregunté si era posible que un hombre soltero adoptara a un niño y ellos me respondieron que sí.”

Jordan Pisey, el atleta que fue adoptado por un hombre gay y hoy brilla en los Juegos Olímpicos
  • odditynoise
  • Twitter

Unos meses después Jerry decidió empacar maletas y tomar un vuelo a Camboya. Una vez en el orfanato Jerry pudo tener entre sus brazos a un pequeño de 18 meses, quien se convertiría en su hijo. Desnutrido y luchando con una infección, Jordan batallaba para mantenerse con vida. Fue así como se conocieron y formaron una familia.

El camino a los Juegos Olímpicos

Jordan comenzó su travesía hacía los juegos olímpicos desde muy temprana edad. Cuando tenía apenas 7 años, un hombre de nombre Tim O’Brien le dijo a Jerry que su hijo le recordaba al legendario clavadista Greg Louganis.

Interview: Greg Louganis, Subject Of 'Back On Board' : NPR
  • odditynoise
  • Twitter

El padre de Tim el Dr. Ron O’Brien, había sido el entrenado olímpico de Louganis, y había entrenado al equipo de Estados Unidos durante 8 juegos olímpicos. Jerry detallo un poco más lo sucedido en dicho encuentro.

Dijo que había visto algo en Jordan, y era algo tipo fisiológico, pero también inexplicable, y así Jordan dijo que quería tomar clases de clavados y dije “Ok. Si es algo que quieres hacer, hagámoslo. Y así a los 7 años comenzó a bucear, y gano su primer campeonato junior nacional dos años más tarde, algo casi sin precedentes para alguien que apenas entro al deporte.

A los 16, Jordan regresó a Camboya para competir en una exhibición de clavados, realizada para inspirar a los jóvenes del país. Un vez ahí padre e hijo tuvieron un recibimiento masivo por parte de medios y fans de Jordan.

Jordan dijo que el viaje fue increíble y se sintió como en casa mientras estuvo ahí.

Fui ahí para realizar una exhibición para los huérfanos y niños de escuelas que no habían tenido la oportunidad de crecer, y fue extraordinario. Poder hablar con ellos por medio de un traductor, y compartir de donde vengo en mi vida y como me fue posible convertirme en quien soy hoy en día gracias a mi papá fue increíble.

Ahora, 6 años más tarde Jordan competirá representando a Estados Unidos en los juegos olímpicos, sin embargo, su corazón también estará representando a Camboya. Recientemente Jordan se tatuó la bandera de Camboya en su brazo, así la gente podrá verla cuando realice sus clavados.

Fate brought Texas' Jordan Windle to the U.S., he hopes it takes him to the Olympics - Sports - Austin American-Statesman - Austin, TX
  • odditynoise
  • Twitter