Unas vacaciones en un parque nacional australiano terminaron con la normalidad de la familia Chamberlain.

La menor de sus tres hijos, Azaria, una beba de 2 meses, desapareció de la tienda de campaña durante una noche de 1980. La madre , Lindy Chamberlain, dijo que vio un dingo llevándosela en su boca. Sin embargo, nadie le creyó y fue condenada a cadena perpetua. El caso fue retomado en el cine en la cinta «Un grito en la oscuridad«, que le valió una nominación al Oscar a Meryl Streep. Conoce la historia real y datos de la cinta.