A medida que pasa el tiempo nos ponemos nostálgicos y comenzamos a extrañar cosas de tiempos pasados pero les aseguro que no muchos extrañan estas modas

El año de 1999 sin duda fue un tanto caótico. Para algunos esta fecha marcaba el comienzo del cambio y revolución tecnológica, para otros se trataba del final de los tiempos. Nos encontrábamos en una transición de siglo, de milenio y de conciencia.

y2k_millenium_bug
  • odditynoise
  • Twitter

El mes de diciembre de 1999 se vio marcado por el famoso Y2K. La gente al igual que los medios comenzaban a temer a un supuesto colapso informático que llevaría al mundo al precipicio, todo esto debido a que se creía que los ordenadores no podrían soportar el cambio de 99 a 00.

Los cambios no se limitaban a lo meramente tecnológico, la moda misma sufrió un gran cambio. En muchas ocasiones los cambios traen mejoras para bien, no obstante, la moda de los 2000’s es una viva prueba de que esto no siempre es así. Así que 21 años más tarde, recordamos algunos de los errores de la moda que (si eres un chavorruco) seguramente tu o alguien que conoces llegaron a usar.

Tatuajes de flamas en el antebrazo

Chester_Bennington_Flamas
  • odditynoise
  • Twitter

Por alguna extraña razón este fue uno de los tatuajes más usados en aquella época. Al parecer a muchos les gustaba esa sensación de sentirse una criatura arrojada del mismo infierno. Quizás se trataba de sentirse tan rudos, que ni el mismo fuego podría quemarlos #chemamon… el punto es que las llamas se ven bien en un mural, una pintura, incluso en el trabajo de pintura de algún coche mamalón, pero ¿en el brazo?

Al final del día cada uno es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo, pero les aseguro que muchos de esos tatuajes no sobrevivieron hasta estos días y actualmente hay algún cover up o simplemente decidieron extinguir esas llamas infernales con láser.

Perforación en la ceja

Aaron_Lewis
  • odditynoise
  • Twitter

¿Nunca se han preguntado por que este tipo de perforación ya casi no se ve y no es tan común? Yo sí, y la única respuesta a la que he podido llegar es que está bien culera. En este punto las personas que aún lo conservan y están leyendo esto tienen dos opciones, pueden sentirse aludidos y dejar de leer llamándome calvo pendejo y cualquier sinónimo que la palabra pelón pueda tener, o pueden esbozar una sonrisa y saber que es verdad.

Culpamos a Staind por haber sido una de las bandas que ayudó a que esta moda se popularizara, pero si somos realistas la culpa es nuestra por querer imitar algo que hacia Aaron Lewis (vocalista de Staind).

 Pantalones grandes y anchos

Pantalones
  • odditynoise
  • Twitter

Uno de los peores errores que pudo haber tenido esta época. Aceptémoslo, la complexión de la mayoría de las personas que usaban este estilo (al menos en mi país), solían ser delgados y no muy altos que digamos.

Con este tipo de pantalones aparte de llegar con muchísima mugre después de haber ido barriendo la ciudad a su paso, lo único que hacían era hacer que su usuario se pareciera a tontín versión chacalona. Lejos de sentir que ese enano te iba a ayudar con los quehaceres de la casa cual Blancanieves, parecía que te iba a pedir la cartera y tu sony ericcson en cualquier momento.

Dopey GIF | Gfycat
  • odditynoise
  • Twitter

Peinados en punta con rayos

Crazy_Town
  • odditynoise
  • Twitter

De pronto tener una melena larga digna de un headbang dejo de ser algo aspiracional en la escena musical. La gente prefería algo más locotrón, algo más del nuevo milenio, así fue como llego esta ridiculez de peinado. Mucha de esta culpa la tuvo Crazy Town, quienes lograron hacer una carrera con una sola canción cuyo ritmo proviene de un sampleo de John Frusciante, pero eso es tema de otra historia. ¿Ahora recuerdan lo ridícula que se veía la gente de los 2000 usando pantalones anchos y un peinado con rayos?

Cadenas de estilo militar

cadenas_militares
  • odditynoise
  • Twitter

Oh si, por que al parecer mucha banda era como perros, les abrían la puerta y salían corriendo a explorar el mundo del nuevo milenio y por si acaso se llegaban a perder, ya contaban con las placas de identificación que tenían en la cadena, así si te encontrabas con alguien perdido podías llamar a sus dueños para que fueran por él.

Es sabido que las modas tienden a regresar, pero ruego con todo mi ser que no volvamos a errar y traer estas aberraciones de vuelta.